Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso.

Más información Cerrar

Propiedades de nuestra Agua

Agua Sana, agua mineral natural de mineralización muy débil.

Las aguas minerales naturales por su origen profundo, tienen una composición química específica que se mantiene constante a lo largo del tiempo. La composición y el grado de mineralización (residuo seco) dependen directamente de las características geológicas del terreno que atraviesa durante el proceso de filtración natural, que se produce desde la infiltración hasta que el agua emerge a la superficie, y son las que le confieren el sabor y las propiedades que las hacen diferentes unas de otras.

El agua mineral natural llega al consumidor tal como brota del manantial. En su proceso de envasado se siguen unos rígidos protocolos con el fin de garantizar su pureza original y se mantengan todas sus propiedades y características naturales.

Las principales características de "Aguasana" que la diferencian de otras aguas envasadas son su mineralización muy débil (residuo seco) y su bajo contenido en sodio.

Composición química Agua Sana
Mineral en (mg/l)
Lab. Dr. Oliver Rodés- 20122
Residuo seco a 180ºC 29
Bicarbonatos (HCO3) 2,1
Sulfato (SO4) 1,5
Cloruro (Cl) 8,9
Calcio (Ca) 0,4
Magnesio (Mg) 0,7
Sodio (Na) 5,8
Sílice (SiO2) 7,0

Según la legislación vigente existen 3 tipos de aguas envasadas:

  • Aguas minerales naturales: son aguas de origen subterráneo, protegidas de toda contaminación, bacteriológicamente sanas y con una composición constante en minerales con efectos beneficiosos para la salud.
    El gran valor del agua mineral natural es que, al ser pura desde su origen, no necesita ningún tratamiento de desinfección ni filtrado doméstico para su consumo, envasándose con todas las propiedades intactas para llegar al consumidor tal cual está en la naturaleza.
  • Aguas de manantial: son aguas potables de origen subterráneo que emergen espontáneamente en la superficie o se captan mediante labores practicadas al efecto. Son aguas puras a las que pueden aplicarse mínimos tratamientos físicos requeridos para la separación de elementos materiales inestables. A diferencia de las anteriores, no han demostrado acción específica sobre el organismo.
  • Aguas preparadas: son aquellas sometidas a tratamientos fisicoquímicos necesarios para que cumplan los requisitos mínimos sanitarios para su consumo. Se dividen en dos grupos:
    • Potables preparadas: aquellas que proceden de un manantial y que hayan sido sometidas a tratamiento para que sean potables.
    • De abastecimiento público preparadas: en el supuesto de tener dicha procedencia.
Conoce los beneficios del agua